El Problema de los Heraldos del Evangelio (Arautos do Evangelho, Heralds of the Gospel) III parte

REVISTA ISTOÉ (BRASIL)

19/9/2019

LOS HERALDOS DEL ANTICRISTO

Una serie de denuncias de padres y exintegrantes, apoyadas en vídeos que muestran ceremonias agresivas que involucran niñas, colocan en jaque las prácticas de los Heraldos del Evangelio, organización ultraconservadora católica que también es sospechosa de corrupción.

Por André Vargas, Guilherme Novelli y Giulio Ferrari

En nombre de la fe, la secta ultraconservadora católica Heraldos del Evangelio corrompe, agrede, humilla y acosa a sus devotos – en especial a jóvenes adolescentes –, mientras recauda dinero y promueve la idea de que el apocalipsis cristiano está por llegar. Hay hasta denuncias de violación. Poco a poco, esas quejas ganan el conocimiento de la opinión pública, de la justicia y de las autoridades eclesiásticas, rompiendo una red de silencio que dura más de 20 años y alcanza a 78 países, en especial en Brasil. En Estados Unidos, el FBI ya recibió quejas y una investigación está por iniciarse – IstoÉ entró en contacto con el agente federal encargado.

Nacida de una cisión de la también ultraconservadora denominación religiosa brasileña Tradición Familia Propiedad (TFP), los Heraldos del Evangelio surgieron en 1997, asumiendo un carácter más religioso y menos político que sus antecesores. Mientras la TFP levanta banderas contra temas espinosos de la vida contemporánea, como aborto, feminismo, reforma agraria, socialismo, minorías, ciudadanía LGBTQ y multiculturalismo, los Heraldos son una especie de TFP radicalizada, vueltos hacia una visión del mundo limitada por el concepto de lo que llaman “Reino de María”, que surgiría después de un período de grande inestabilidad llamado “bagarre” (del francés, lucha o caos), anunciado en las apariciones de Fátima, en Portugal, en 1917. O sea, mientras el mundo avanza, ellos se preparan para vivir en comunión con Dios en una existencia que mezcla las escenas de “Mad Max” y “El Señor de los Anillos”. Por tanto, instalan a sus devotos en “castillos”, grandes edificios que imitan palacios de estilo gótico que sirven de morada y templo cristiano – cuatro de ellos en los alrededores de Sao Paulo, cobijando a 500 alumnos. Existen escuelas en 16 países.

Ahora, cualquiera puede creer lo que quiera. Es una cuestión de fe – y ella debe ser respetada. El problema son las acusaciones de crímenes perpetrados en los “castillos”, mientras el fin prometido no llega. En 2017, un grupo de 50 madres de víctimas de los Heraldos denunció el grupo a la Fiscalía de Sao Paulo y al Vaticano. La investigación secular sigue en secreto de justicia, así como la religiosa. Pero nuevos casos fueron apareciendo. En una de las denuncias, el fundador, monseñor Joao Clá Días, de 80 años, es acusado de abuso sexual por una exintegrante. Huérfana de madre, una joven canadiense, hoy con 27 años, vino a Brasil a estudiar a los Heraldos. Ella relata en carta que, cuando tenía 12 años, fue abusada por Joao Clá, que tocó sus senos y nalgas y la besó. En 2014, a los 22 años, se consiguió apartar de la congregación. Su hermana mayor, que era su tutora, permaneció. Su denuncia está registrada. De los 46 relatos entregados a las fiscalías y secretarías estatales de educación, cuatro son de abuso sexual. Los otros involucran malos tratos, alienación parental y abuso psicológico. Hubo hasta un registro de suicidio. En junio de 2016, Livia Uchida, de 27 años, se habría tirado de una ventana del cuarto piso del convento de Monte Carmelo, en Caieiras.

Videos obtenidos por IstoÉ muestran a monseñor Clá agrediendo a niñas con bofetadas. En uno de ellos, una adolescente asegurada por los brazos mientas está siendo filmada por adultos, dice: “Tengo que salir”. Son escenas de pura humillación. Es forzada a hacer votos de obediencia, castidad y pobreza. En otro video, se fuerza a una niña a besar los pies del religioso. Son los “ósculos sacrales”, besos sagrados dados por el líder como una forma de obtener gracias por parte de la víctima, sea lo que sea que eso quiera decir. En la ley escrita para una sociedad laica y plural eso es crimen.

Sin compresas (toallas higiénicas)

En Carapicuiba, del Gran Sao Paulo, la dueña de casa Flavia Silva Nascimento, de 42 años, pasó penurias para rescatar a su hija S., hoy de 17 años. Procurados por predicadores de los Heraldos que visitaban la parroquia de San Lucas, la familia, que es católica practicante, vio la oportunidad de colocar a su hija en una buena escuela religiosa. No fue lo que ocurrió. A los 12 años, S. pasó por un proceso de lavado cerebral. En vez de estudiar, tenía que rezar y memorizar los textos de Joao Clá y Plinio Correa de Oliveira (1908-1995), fundador de la TFP. Viviendo bajo una disciplina rígida, inspirada en normas militares, ella no tenía ni siquiera acceso a compresas para menstruación. Ella y sus colegas no recibieron nociones de salud ni orientación sexual. En vez de eso, fueron obligadas a hacer sus “votos” como si fueran religiosas adultas y responsables por sí mismas. Durante las vacaciones familiares en la playa, la adolescente se negó a sacarse la túnica de los Heraldos. Sólo pisó la arena el último día. Estaba con botas.

Alérgica y con crisis de asma, la salud de S. se fue deteriorando. La médica con quien la familia solía atenderse fue la que dio la alerta. La madre decidió rescatar a la hija, incluso contra su voluntad inicialmente, después de asistir un video en que Joao Clá aparece como si estuviese practicando un exorcismo en una joven que está siendo asegurada por los brazos. La niña parece asustada y es abofeteada por el religioso. “La familia entró en crisis”, cuenta la madre, al recordar el proceso de retirada de la hija del yugo de los Heraldos. S. huyó de casa dos veces. Hasta que poco a poco entendió que la vida era mejor del lado de afuera. Antes con buenas notas, percibió que se había quedado atrás, pues no había aprendido ni química, ni física, ni biología, ni historia. Incluso así, todavía viste ropas más conservadoras que su madre y conserva algunos resquicios de disciplina. S. relata que la adoración a Joao Clá llega a niveles extremos. Ella y sus colegas ingirieron agua que, afirman sus superiores, habría sido dejada en un recipiente después de que monseñor se enjuagó. “Tuve problemas emocionales, llegué perturbada, pero hoy estoy mejor. Los Heraldos dicen que uno tiene que sufrir. No creo más en eso”, dice.

“Tuve problemas emocionales. Los Heraldos dicen que uno tiene que sufrir”. S., de 17 años, que volvió a casa después de 3 años de internado donde se enfermó.

Está también el brutal caso de un fiel que fue drogado e internado en una clínica psiquiátrica sin autorización de la familia. Residente en la ciudad de San Carlos, estado de Sao Paulo, Alex Ribeiro de Lima, hoy con 39 años, nos contó frente a las cámaras su desgracia. Tenía 15 años cuando ingresó a la TFP, migrando a los Heraldos justo después, donde actuó como lego. Ya adulto, su función era levantar fondos, misión que lo llevó a Portugal e Italia. Eficiente en el trabajo, besó los pies del monseñor y participó de una ceremonia de “sagrada esclavitud”. Su vida se derrumbó después de 18 años de sumisiones. A los 32 años fue internado a la fuerza en una clínica para drogadictos en Jundiaí (Sao Paulo), después de una crisis de ansiedad. Alex mal se acuerda de ese período, pues quedó bajo una fuerte medicación, sin que su familia tuviese conocimiento. Sólo le dieron el alta después que su hermana descubrió todo y amenazó con llamar a la policía. “Quedé amarrado y tuve mucho miedo. Yo decía que no estaba loco”, cuenta. Alex llora y pide disculpas cuando relata su calvario personal, que terminó en abandono. “Ellos me usaron y me dieron una patada. Sólo quieren controlar a las personas”, dice.

Frente a tantas barbaridades, también aparecieron otros crímenes. Exintegrantes afirman haber visto armas de fuego en algunos castillos. Serían revólveres, pistolas y hasta escopetas. La relación de los artefactos con la actividad religiosa no está aclarada. Tampoco se sabe el origen de las armas. El exheraldo Daniel del Río, de 46 años, cuenta que hubo también contrabando y evasión de divisas. Dinero de donaciones que entraría a Brasil oculto en las ropas de los heraldos al regreso de presentaciones de la orquesta y viajes de recaudación. El dinero serviría para apresurar las licencias de construcción y ampliación de los monasterios, además de “agrados monetarios” para autoridades civiles y religiosas. ExTFP, Del Río fue de los Heraldos por seis años y salió en 2002. “Quiero derrumbar a esa organización”, dijo en audio enviado desde España, donde volvió a vivir.

¿Culpa de la víctima?

En medio de la investigación de este reportaje, hubo una tentativa de censura previa. Abogados de la entidad interpusieron un “pedido de tutela anticipada” para impedir cualquier publicación sin oírlos – lo que fue denegado por la justicia. Procurados por ISTOÉ, la entidad sólo se manifestó por medio de sus representantes legales y por escrito.

Sobre las acusaciones de malos tratos, exigen pruebas y responden con represalias legales. Los videos están ahí. Ellos argumentan que nadie fue agredido y que las imágenes fueron captadas de “manera ilícita” y en “contexto de piedad privada, en el ámbito de inmemoriales prácticas litúrgicas de la Iglesia Católica”. También dicen que las alumnas pidieron tal procedimiento. O sea, cargan la responsabilidad a las víctimas. La argumentación de los abogados podría hasta ser usada por radicales musulmanes para justificar el apedreamiento de mujeres hasta la muerte. Cuando les preguntamos sobre eventuales castigos a los involucrados, alegan que “la autoridad competente para evaluar ese tema es la eclesiásticas”. Se consideran víctimas de persecución religiosa de una minoría de descontentos. Puro cinismo. Pegar a un niño es crimen en Brasil, así como abusar sexualmente, maltratar e impedir el convivio con los padres. El día que los Heraldos se purifiquen de las máculas de sus integrantes, lo que sobra será mero conservadurismo.

Asiste a los vídeos

Testimonio de Alex Ribeiro, exheraldo que fue internado a la fuerza en una clínica psiquiátrica des pues de sufrir una crisis.

Joao Clá abofetea niñas en nombre de la fe. La agresión ocurre al minuto 1:08.

Heraldos del Evangelio: otro grupo católico Raro/Sectario/Danyino -II

HemeroSectas. TFP Heraldos Evangelio

Fundador y superior general de los Heraldos, Mons. Joao Scognamiglio Clá Dias. Foto: Heraldos del Evangelio

Esta es la segunda publicación de ReGAIN acerca de este grupo que, a pesar de cierta vigiliancia del Vaticano, sigue extendiéndose por el mundo católico.

Pedimos al Cardenal brasilenyo, Braz de Aviz, que intervenga con más vigor a este grupo brasilenyo y corte la mala hierba.

Artículo reciente de un grupo monitor

Artículo reciente del psicólogo espanyol, Miguel Perlado, experto en sectas

En 2017:

Renuncia el Superior General de los Heraldos del Evangelio

12 jun. 2017 – El fundador y Superior General de los Heraldos del Evangelio, Mons. João Scognamiglio Clá Dias, renunció a su cargo el pasado 2 de junio.

La noticia oficial de los Heraldos, recogida por ACIPRENSA, no dice la razón verdadera de la renuncia; que bien podría ser porque el grupo fue intervenido por el Vaticano y se le pidió al Fundador y Superior General renunciar a su puesto para no interferir en la investigación. Recuerden el caso del fundador de los Legionarios de Cristo a quien se le pidió lo mismo en el 2006. En estos casos el Vaticano procede con mucha diplomacia y “tacto cuando hace renunciar a una persona importante…

Another Legion of Christ being accused of sexual abuse of a minor: flawed training and lack of ethics?

Image
Collège-Lycée de l’Immaculée Conception
High school in Méry-sur-Marne, France
Address: 48 Grande Rue, 77730 Méry-sur-Marne, France

ReGAIN has just learned from two reliable sources that a young man has brought sexual abuse charges against another Legionary of Christ. It seems that the offense took place at the Legion’s Apostolic School in France about ten years ago. Details are still sketchy. We can state that the accusation is presently being reviewed in French civil court to see if it meets the requirement to open a case ; the alleged perpetrator would be a Legion consecrated religious who at the time was a teacher/superior at the infamous junior seminary.

There is a referral in the French language WIKIPEDIA to two Legionaries previously being convicted of sexual assault at the school in the same time frame.

WIKIPEDIA

“exactions récentes contre des mineurs

Deux frères légionnaires du Christ de l’école apostolique de Méry-sur-Marne (diocèse de Meaux) tenue par la congrégation sont accusés en 2004 et 2005 d’avoir commis des attouchements sur huit adolescents. L’un d’eux est en fuite. Ils ont été jugés à Meaux et le substitut du procureur a requis deux ans de prison contre le frère E. deux ans de prison avec mandat contre le frère T. F., de nationalité mexicaine, enfui au Mexique. Délibéré le 2 mai 2013 . le frère E. a été condamné à deux ans de prison avec sursis, mise à l’épreuve et soins psychologiques, et 10 000 euros de dommages et intérêts. Le frère T. a été condamné à deux ans de prison ferme avec mandat d’arrêt, et près de 12 000 euros de dommages et intérêts. Les deux hommes ont été inscrits au FIJAIS (Fichier judiciaire automatisé des auteurs d’infractions sexuelles ou violentes) .”

Putting the pieces together: this member of the Legion of Christ religious congregation (with religious vow), then a seminarian in training, is being accused of sexually abusing a minor under his pastoral care. Brother X would then have continued his “training” (Remember Fr. Maciel’s ghost-(Gonzalo Miranda LC?) written bestseller, The Integral Formation of the Priest! ), and was later ordained to the Catholic priesthood in the Legion. One source affirms that after ordination, now Fr. X was sent back to the same junior seminary (students are High School age) to continue teaching or as a formator. A few years ago, Fr. X left -or was asked to leave- the LC and transitioned to the diocesan priesthood where he continued to minister to Catholic families. Another case of the Legion of Christ unloading a problematic priest on an unsuspecting bishop?

ReGAIN’s criticism points, not so much to this individual accused of sexual abuse of a minor, but to the lack of responsibility = Ethics of Legion superiors and leadership cadre. The case opens a Pandora’s box of questions:

What outreach to victims?

What spiritual guidance, pastoral counseling, compensation offered to victims?

What psychological and pastoral help to the offender? Pastoral care, psychological treatment by trained therapists – not by in-home personnel ?

What steps to prevent recurrence? Just ignore the problem, pass it on, get rid of him, unload him on a diocese?

Information is hard to come by; perhaps the French court has put a gag order in place to prevent the victim’s name being made public and/or the whole case may be gagged while investigations are underway.

Let’s see how effective is the Legion of Christ’s damage control.

What to do when High-Demand Group Involvement makes my Humpty-Dumpty Faith falter?

ReGAIN Presentation at International Cultic Studies Association Annual International Conference, Manchester, UK, July 4, 2019

(PowerPoint)

International Cultic Studies Association Annual Conference: Manchester UK, July 4-6, 2019

Himself with the Donegal cap

ReGAIN co-editor, J. Paul Lennon will be attending the conference; he will present a paper on How Cult Involvement affects our Cradle (original) Faith; he will provide assistance, and will facilitate a discussion for former members.

July 4-6, 2019

Holiday Inn Manchester City Centre,

25 Aytoun Street , Manchester, M1 3AE, United Kingdom

Annual Conference

Manchester video

Please visit the webpage for further information, including abstracts and bios of the presenters. I.C.S.A. site contains a dearth of free information and/or you can become a members for full access to all the materials.

Another undeterred intra-ecclesial Catholic Sect? Heralds of the Gospel, Arautos do Evangelho -Part One

Heralds of the Gospel, Arautos do Evangelho, in the order’s Brazilian Portuguese

Five years ago, the ReGAIN was contacted by a former member of this organization who expressed his concern after a female friend had just taken her perpetual vows. The former Herald was surprised that this controversial group was approved by the Vatican. He alleged that a cultist association, TFP (Tradition, Family and Property), after the death of its founder, Plinio Correa de Oliveira, had transformed itself into the Church-approved Heralds of the Gospel.

Not long ago, a small group of Heralds, in full regalia, were spotted at the Guatemalan Immigration Center in Guatemala City getting their papers in order. Looks like they have spread to this Central American country too.

The author sought some general information in Wikipedia:

“The Heralds of the Gospel (Portuguese: Arautos do Evangelho; Latin: Evangelii Praecones, abbreviated to EP)[1] is a Roman Catholic International Association of Pontifical Right based in Brazil.[2] Founded by Msgr. João Scognamiglio Clá Dias, the organization is active in 78 countries.[3]

The Heralds of the Gospel are a successor organization to the original Brazilian Society for the Defense of Tradition, Family and Property, and also claim heritage to the beliefs of its founder, Plinio Corrêa de Oliveira. They were created on 21 September 1999 but were only recognized as an “International Association of Pontifical Right”, the first established by the Holy See in the third millennium, on the liturgical feast of the Chair of St. Peter, 22 February 2001.”[i] Known for their outfit, similar to a short tunic, with a big red and white cross on the chest, and boots like those of jockeys (see photo), the Heralds…”

See the rest on Wikipedia.

To be continued….


[i] https://en.wikipedia.org/wiki/Heralds_of_the_Gospel